Auspiciá en De la Cuna al Infierno

martes, 9 de noviembre de 2021

Supercampeones

 



Un 9 de noviembre de 1994 Independiente, de la mano de Pascualito Rambert, vencía a Boca en la final de la Supercopa. Abran paso al Rey de Copas.


Las finales se ganan y eso el Rojo lo sabe muy bien. Hace 27 años, el Orgullo Nacional se coronaba campeón de su 13° título internacional. Era la copa que le faltaba para tener completa la vitrina, esa vitrina que se fue cargando de mística y de gloria hasta llegar a hoy con 18 títulos internacionales.




"Hoy trajimos todas las banderas, porque el Rey de Copas ya llegó. Vibra la doble visera, llena de gloria y de pasión. Vamos con la mística copera, rojo corazón, rojo corazón"


En aquel partido, Independiente recibía a Boca Juniors por el partido de vuelta de la Supercopa Sudamericana. En el camino había dejado a grandes rivales brasileros como Santos, Gremio y Cruzeiro llegando a disputarse la final entre dos argentinos. El partido de ida disputado el 2 de noviembre, ambos habían empatado 1 a 1 en la Bombonera con goles de Martínez para el local y Rambert de cabeza para el Rojo.


En la querida Doble Visera, el 9 de noviembre y con la cancha llena, se venía el Diablo campeón. Bajo la dirección de Miguel Ángel Brindissi, formó con: Islas; Craviotto (Gordillo), Arzeno, Serrizuela, Rios; Cagna, Perez, Lopez, Garnero; Usuriaga (Cascini), Rambert.



De la mano de Pascualito Rambert a los 10 del segundo tiempo, ponía de cabeza el gol que le daría la Supercopa a Independiente. Tremendo golazo de un gran jugador para ganarle la final a Boca y que el título de campeón se quede en Avellaneda.



Tras la obtención comenzaba a surgir el eterno apodo de Rey de Copas siendo exclusivo de Independiente. Salud campeón!






Publicar un comentario

Puente Montajes
Full Aventura Spoltore Tesone

Whatsapp Button works on Mobile Device only