1. Todos los jueves desde las 22:00hs.
  2. #DelaCunaRadio

Tercera Libertadores del club



1972 – Independiente en la Doble Visera de Avellaneda abarrotada de público, vence a Universitario de Perú por 2 a 1, con el doblete de un lesionado Eduardo Maglioni a los 6 y 62 minutos, descontando para la visita Percy Rojas a los 79. Fue el partido revancha de la final de la Copa Libertadores 1972, y como en la ida en Perú había sido empate en 0, Independiente se corona campeón de la máxima competencia del continente.

Fue el propio Maglioni quien pidió por favor jugar de cualquier forma el partido, a pesar de tener un desgarro, y pagó con goles. El primero apenas iniciado el juego, con un remate fortísimo de zurda tras pase de Pastoriza, siendo el mismo “Pato” quien había gestado la jugada previa a pura gambeta.

En el entretiempo el DT sugirió el cambio pero Eduardo nuevamente pidió seguir, al menos algunos minutos más, y estando infiltrado salió al campo para sellar la historia con su segundo gol, tras una nueva asistencia de Pastoriza y arrojándose al suelo para llegar primero que su marca, luego de eso se fue reemplazado. Sobre la parte final del partido llegó el descuento, y el visitante empujó hasta el último minuto buscando el empate, pero no lo logró a pesar de ser un dignísimo rival. A modo de resumen del partido, el periodista Juvenal expresó: “Pastoriza fue el cerebro, Maglioni el Gol, y Sá la seguridad”.

Fue la tercera Copa Libertadores en la historia del club, y la primera de cuatro consecutivas que lograría a partir de ese año, siendo record absoluto. El rival fue sin lugar a dudas el mejor equipo peruano que ha dado la historia. De ese país solo éste equipo y Sporting Cristal en 1997 llegaron a una final de Libertadores, pero además Universitario venía de ser tercero en la copa de 1971. A nivel local, por aquellos años Universitario fue campeón en 1966, 1967, 1969 y 1971, y subcampeón en 1970.

Tal era el nivel del equipo, que sus jugadores formaban la base de la Selección de Perú que jugó el Mundial de 1970, y que previamente había eliminado a Argentina para dicha competencia, posteriormente ganaría su única Copa América en 1975. Para puntualizar en algunos, mencionemos al defensor Eleazar Soria, que jugó casi 10 años en el equipo y fue parte de la Selección en la década, y que luego se pondría la camiseta de Independiente entre 1975 y 1976.

Fernando Cuéllar, otro defensor de la selección y jugando más de una década en Universitario. Hernán Casteñeda, volante que también representó al país. Luis Cruzado, volante y gloria de Universitario jugando unos 15 años con esa camiseta, y también la de su nación. Oswaldo Ramírez, gloria de todo Perú con más de 50 partidos en la Selección, máximo goleador peruano en Copas Libertadores y segundo máximo goleador en toda la historia de su país. Juan José Muñante, otro delantero de Selección durante una década. Nuestro más conocido, Percy Rojas, de los máximos ídolos de Universitario y de todo Perú, delantero notable que luego se vestiría de rojo para también ser ídolo. Y mención aparte para el capitán de ese equipo, Héctor Chumpitaz, que jugó una década en Universitario, y más de 15 años en la Selección, siendo con 105 partidos el segundo que más veces vistió esa camiseta. En conclusión: todas glorias e ídolos de Universitario y del país.

Así presentado, el 11 inicial de la final fue: Humberto Ballesteros; Eleazar Soria, Fernando Cuéllar, Héctor Chumpitaz y Julio Luna; Rubén Techera (46 Fernando Alva), Luis Cruzado y Hernán Castañeda; Percy Rojas, Oswaldo Ramírez (73 Héctor Bailetti) y Juan Muñante, siendo el DT Roberto Scarone, el uruguayo que había dirigido a Peñarol cuando ganó la primer Copa Libertadores de la historia en 1960, repitiendo al año siguiente y sumando la Copa Intercontinental, la primera que ganó un conjunto de Sudamérica en la historia.

Mientras que Independiente aquel día formó con: Miguel Ángel “Pepé” Santoro; Eduardo Commisso, Francisco “Pancho” Sá, Luis Garisto y Ricardo “Chivo” Pavoni en defensa; al medio Alejandro “Polaco” Semenewicz, José Omar “Pato” Pastoriza y Miguel Ángel “Perico” Raimondo; y arriba, Agustín “Mencho” Balbuena, Eduardo Maglioni (63 Manuel Magán), y Hugo “Manija” Saggioratto (64 Dante “Tano” Mírcoli), bajo la comandancia del DT Pedro Dellacha. También fueron parte de la Copa Miguel Ángel “Zurdo” López (jugó casi todos los encuentros), Antonio Moreyra, Carlos Bulla, Enrique Cavoli, y el ingresado en la final, Mírcoli, que fue parte en casi todos los encuentros. Un equipo extraordinario, en el que casi todos son ídolos histórico del club, no solo por esta copa, sino por la enorme cantidad de ellas ganadas en la década.

La defensa era férrea y brindaba confianza, el mediocampo tenía equilibrio y capacidad tanto de marca como de ataque, mientras que arriba había mucho poder goleador. El líder futbolístico y espiritual del plantel, como así también “técnico dentro de la cancha”, era el maravilloso “Pato” José Omar Pastoriza, quien ya había sido elegido el mejor futbolista del país en 1971, y en aquella final recibió la calificación de 10 puntos. En el camino al título, el Rojo supo vencer a Rosario Central, Independiente de Santa Fe, Atlético Nacional, Barcelona de Ecuador, San Pablo y al mencionado Universitario, fueron 12 partidos con 7 victorias, 4 empates y una sola derrota, agregando que tuvo el 100% de efectividad de local en los 6 partidos disputados, algo que jamás había logrado ningún equipo del país. Los goleadores del equipo fueron Mírcoli con 4, y el mejor de todos, José Omar Pastoriza con 3.

Les dejo dos videos: el primero con las mejores situaciones del partido, y el segundo es un programa especial sobre aquel conjunto peruano, que dura 10 minutos pero rápidamente se habla sobre las finales de la copa:





Escrito por Hernán Gustavo Paglieri – Vicepresidente Peña Roja Daniel Bertoni – San Andrés de Giles

No hay comentarios:

Puente Montajes Midén El Pindal - Squzi
Midén Midén Midén
Midén Midén Multiled
Con la tecnología de Blogger.