1. Todos los jueves desde las 22:00hs.
  2. #DelaCunaRadio

Yo era campeón, ¿y vos?






1983 – La efeméride de esta fecha la debemos comenzar haciendo la siguiente pregunta: ¿Cuál es el máximo deseo de un hincha del equipo que sea? Las respuestas pueden ser varias, pero una aceptable podría ser: ganarle, salir campeón y dar la vuelta olímpica en la cara de tu máximo rival histórico, mientras ese rival desciende perdiendo la categoría. El hincha de Independiente sabe de qué se trata eso. 22-12-1983 se puede definir como una fecha patria para el club, una fecha emblemática, que ningún hincha diablo de verdad desconoce, mientras a su vez es la jornada de mayor tristeza en la vida de los vecinos.





Comencemos diciendo que Independiente ganó, un día como hoy por la fecha 38 (la última), por 2 a 0 a Racing para coronarse campeón del Metropolitano 1983. La consagración llega luego la dura experiencia de haber logrado dos subcampeonatos seguidos, con campañas excepcionales bajo la dirección técnica de Nito Veiga, pero que no alcanzaron para superar a un Estudiantes de La Plata bicampeón. Lejos de caerse anímicamente, Independiente, cuyo plantel era más que suficiente para ser campeón, toma la decisión más correcta que podía tomar: llamar para dirigir al equipo al gigante José Omar “Pato” Pastoriza, que ya había sido campeón de todo como jugador, y como DT en el primer paso del club había logrado ser campeón de la Copa Interamericana 1976 y bicampeón del Nacional 1977 y 1978. Así planteadas las cosas, Independiente en1983 tenía grandes y serias posibilidades de llegar a la corona. El plantel dirigido por el “Pato” se iría convirtiendo en uno de los mejores de la historia roja y también de la historia nacional.





Repasemos: el uruguayo Carlos Goyén en el arco era el único extranjero (esta aclaración es para contar que los otros 10 llegaron a vestir la camiseta de la Selección Argentina, incluso varios fueron mundialistas en 1986, así que imaginen de qué clases de jugadores estamos hablando). La defensa es considerada de las mejores de la historia roja, y si se tiene en cuenta a solamente los centrales estamos hablando sin lugar a dudas de la mejor dupla central de nuestra historia. Ellos eran, Néstor Clausen de lateral derecho(también Rodolfo Zimmermann), Hugo Villaverde y Enzo Trossero la zaga central,y Carlos Enrique (también Mario Killer) en el lateral izquierdo.





En el medio no cambia mucho la cosa, ya que fue el mejor mediocampo de la historia del club, con Ricardo Giusti a la derecha, Claudio Marangoni como volante central, Jorge Burruchaga en el puesto que sea pero generalmente recostado a la izquierda, y el “Maestro” Ricardo Enrique Bochini como enganche. No me voy a explayar acá sobre cada uno sino terminamos dentro de diez días, pero obviamente cada uno tiene su propia efeméride por sí mismo como se merecen.





Adelante estaban Enrique Omar Sánchez y José Percudani, aunque también actuaron Carlos Morete y Oscar Ortíz, sumado a otros que tambiénparticiparon del torneo como Gustavo Moriconi en el arco, Pedro Monzón, JorgeOlguín y Ariel Wiktor en defensa, en el medio Sergio Merlini, Miguel Oviedo,Carlos Carrizo, Gerardo Reinoso y Horacio Godoy. Un plantel de una jerarquíainigualable, con una competencia en la mayoría de los puestos que pocas vecesvio el Rojo en su historia.





Aun así, las crónicas dicen que aquel Independiente fue inferior en cuanto a su juego con respecto al nivel altísimo mostrado en el subcampeonato del año anterior, mientras otros aluden de que en 1983 fue un equipo ya más maduro que sabía manejar mejor los partidos al ir ganando. La cuestiones que luego de 36 partidos (fueron 38 fechas porque quedaban libre dos veces cada equipo) se ganaron 16, se empataron otros 16 y se sufrieron 4 derrotas,para lograr 48 unidades, una más que San Lorenzo y dos más que Ferro. El equipo hizo 54 goles y le convirtieron 38, siendo nuestro máximo anotador Jorge Burruchaga con 15 goles.





Ahora bien, volvemos a lo dicho al principio, Independiente llegaba a la última jornada puntero pero con sus rivales a tiro de robarle el título, por ello es que debía ganar su último partido contra Racing para no depender de ningún otro resultado. Mientras que Racing, de pésima campaña (puesto 17 de 19 equipos) venía de descender de categoría unos días antes, al perder por 4 a 3 en su estadio contra el último de la tabla, Racing de Córdoba, y además de no dejar que se termine el partido, porque su famosa hinchada “fiel” provocó incidentes hasta la suspensión del encuentro.





Es decir, Racing tenía un cuchillo clavado en el pecho, descendido ya, pero tenía la posibilidad de empatarle o ganarle al Rojo y arruinarle la fiesta, para irse a la B con dignidad y una mínima alegría, darle una sonrisa al hincha, o lo que sea llegado desde la tristeza de Independiente y no algo propio. Pero si ese día los vecinos tenían un cuchillo en el pecho,Independiente se encargó de “dispararle”, y no una sino dos veces, para hacerle sentir el dolor más grande que jamás haya sentido un hincha de Racing (un año después el dolor sería aún más). Esos “disparos” que menciono hacen referencia a Ricardo Giusti a los 43 minutos y Enzo Trossero a los 48, para ganarle 2 a 0,dar la vuelta olímpica y saludar a Racing en su viaje a la B Nacional.





Fue el día perfecto para Independiente, sin igual en Argentina y en el mundo lo ocurrido esa jornada, un día que hasta hoy se llenó de banderas, canciones, memes, y todo el folclore que pueda tener el fútbol para jamás hacerle olvidar a Racing semejante humillación. Además, hace un párrafo atrás dije que posteriormente el dolor sería más, y con eso me refiero a que en 1984 este extraordinario equipo de Independiente se convertiría, primero en campeón de América, y luego campeón del Mundo en Tokio, mientras Racing al mismo tiempo ni siquiera lograría el ascenso a Primera División. Paradójicamente se puede decir que mientras el Rojo llegó al cielo, Racingestaba en el infierno (la casa del diablo), sin poder salir de ninguna manera(hasta que la AFA le cambió el reglamento de ascenso creando un octogonal y ahí sí).





Les dejo el video de casi todos los goles de aquel Metropolitano 1983, además tienen el resto de la campaña roja con Pastoriza pero si solo desean ver el torneo local, termina a los 22:21 minutos.








Escrito por Hernán Gustavo Paglieri – Vicepresidente Peña Roja Daniel Bertoni – San Andrés de Giles


No hay comentarios:

Puente Montajes Midén El Pindal - Squzi
Midén Midén Midén
Midén Midén Multiled
Con la tecnología de Blogger.