Goleada para prenderse en el torneo

Independiente ganó con goleda, fue 4 a 0 frente a San matin de Tucumán. En un partido donde supo ser protagonista y en donde también supo sufrir. El rojo consigue una victoria para menterse en la pelea por la Superliga.

En los primeros 10′ minutos del partido se hizo sentir el dominio del local por medio del buen manejo de la pelota y buenas asociaciones entre Gigliotti, Gaibor y Silvio Romero. El Rojo avanzaba en el campo de juego en busca de la victoria. Pero los minutos pasaban y si bien el equipo se acercaba con llegadas de Figal y Silvio Romero no podía cristalizar su supremacía. Esto recién ocurrió a los 25′ minutos del cotejo, curiosamente desde la banda que el Rojo menos venia usando, por la izquierda y con conducción de Maximiliano Meza. Luego una buena combinación entre Gaibor y Gigliotti termina con una asistencia del Puma para Hernández que surgía entre los centrales y se redimía de su insólita expulsión frente a Atlético Tucumán. Independiente se ponía en ventaja y el rendimiento era positivo.

Sin embargo, increíblemente como ocurrió en la paternal frente a Argentinos, el equipo de Ariel Holan volvía a bajar su intensidad después del gol. Esto le dio la posibilidad a la visita de acercarse con algunas jugadas de peligro en los minutos posteriores. Después de unos minutos de turbulencias el Rojo volvía al partido, un remate de media distancia de Gaibor a los 35′, que despejó el arquero de San Martín, parecía despertar al equipo. Un Gigliotti intratable, un Meza que se desplazaba por todo el ancho del campo, y un medio campo preciso situaban al Rojo como protagonista del partido nuevamente.

Muy distinto fue el comienzo del segundo tiempo. Con un independiente que ingresó algo desconcertado, el visitante llegaba con cierto peligro al arco de Martín Campaña. Las virtudes que había tenido el equipo, en el primer tiempo no se hacían presente y con mas esfuerzo que idea San Martín de Tucumán empujaba al Rojo contra su arco. Recién a los 20′ minutos Independiente salía de asedio e intentaba controlar la pelota de la mano de Fernando Gaibor y Hernández. Mientras que Nicolás Domingo era rueda de auxilio para cualquier contra que pudiera surgir. Está cuestión fue apagando la intensidad del partido que entraba un en una meseta, en donde ningún equipo lograba hacer daño al rival.

Diez minutos se tranquilidad para que a los 30′ el partido vuelva a latir. En un centro desde la izquierda el arquero Carranza golpeaba al Figal y el árbitro sancionaba penal a instancias del juez de linea. Fernando Gaibor se hacía cargo entonces tiro potente a la derecha, arquero a la izquierda, el Rojo aumentaba la ventaja luego de sufrirlo en el comienzo del segundo tiempo. Con ese gol Independiente logró controlar lo que quedaba del partido y a los 45´ desde un lateral y un posterior centro de Nico Domingo desde la derecha terminaba con gol de Brian Romero que había ingresado por Silvio Romero en el complemento. Pocos minutos después el goleador Gigliotti decía presente en la goleada que en un momento parecía impensada.

Independiente logró reponerse a un segundo tiempo que comenzó complicado y terminó redondeando una goleada para decie presente en la tabla de arriba y sumarse en la pelea en lo que queda del torneo.

 

Compartí y seguinos:
Nahuel Llull

Nahuel Llull

Estudiante de Licenciatura en Periodismo en la UNDAV | Redactor| Twitter: @Nahuel_llull