Feliz cumple “Burru”

1962 – Nacimiento en Gualeguay, Entre Ríos, de Jorge Luis Burruchaga, “Burru”, volante ofensivo que llegó en 1982 desde Arsenal para ganarlo todo, a nivel local e internacional en 1983 y 1984, donde fue clave y gran socio de Bochini. Se fue a Francia y volvió a jugar desde 1995 a 1998 para ser parte del plantel campeón de la Supercopa y Recopa 1995, hasta su despedida del fútbol, completando 271 partidos y 81 goles para el club.

Jorge fue heladero, canillita, albañil y hasta pintor de una torre de iluminación del Estadio Monumental, todo eso y más tuvo que hacer para ayudar a su humilde familia compuesta por 12 hermanos además de él. Por eso hasta hoy en día perdura la humildad de este talentosísimo hombre, de despliegue notable, gran generosidad y entrega, un panorama de juego envidiable, un ídolo total.

Se vino a vivir a Quilmes desde muy pequeño, entró a River pero el conjunto de Núñez lo dejó libre a los 14 años y él decidió no jugar más por la angustia, sumado a la pérdida de su padre, pero su amor por la pelota hizo que lo vieran jugando en un potrero y lo llevaran a Arsenal de Sarandí, donde debutó y se convirtió en la figura del equipo entre 1979 y 1982, jugando como central, como lateral derecho, volante central, volante derecho, y también arriba.

Ese año, en 1982, lo llevó Independiente a prueba durante la pretemporada que el equipo hacía en Necochea. Debutó de forma no oficial frente a Racing, por la Copa de Oro de ese verano, y el DT Miguel Ángel López lo puso de 5. Pasó la prueba y el Rojo compró el pase, debutando oficialmente en febrero de ese año en el Nacional. Por ese entonces ya se estaba gestando un equipo maravilloso, pero no se daban los resultados y el “Zurdo” López se marchó dejando su lugar a Nito Veiga. Con él como DT, se lograron dos subcampeonatos seguidos en 1982, con un equipo que jugaba realmente bien al fútbol, incluso sin Bochini en cancha. Pero al no lograr títulos Nito decidió irse y así arrancó la segunda etapa como DT de Pastoriza.

Burruchaga se hizo mucho más importante en 1983 e Independiente aún más maduro a la hora de manejar los partidos, logrando ser campeón del Metropolitano donde Jorge fue el goleador del equipo con sus 15 goles, y con un mediocampo histórico, de los más recordados en nuestra historia y la del deporte nacional: Giusti, Marangoni, Burruchaga y Bochini. Al año próximo, fue clave para ser campeón de la séptima Copa Libertadores para la institución, y él fue el goleador del equipo en la misma con 6 tantos, incluyendo el gol en la final frente a Gremio de Brasil, uno de los goles más importantes de toda la historia del club. Pero América no fue suficiente, y Burruchaga fue campeón mundial al ganar la Copa Intercontinental 1984 jugada en Japón frente al Liverpool inglés.

“Burru” se confirmó como uno de los mejores futbolistas del país, y los ojos de Europa se posaron sobre él. Así fue que para 1985 emigró a Francia; se fue por 520.000 dólares, para brillar y ser ídolo en el Nantes, luego tuvo un breve paso por Valenciennes y pegó la vuelta en 1995 para aportar en la Recopa y Supercopa que ganó el club en 1995, con el que no era titular pero entraba casi siempre. Luego en 1996 y 1997 con Menotti como DT, fue la manija del equipo, recordándose sobre todo el Apertura 96 donde Independiente fue subcampeón con un fútbol que llenó los ojos del hincha. También fue muy bueno lo suyo en el Clausura 97. En 1998, jugó el Clausura durante el primer semestre, nuevamente con Menotti como DT, y fue él quien recomendó a la dirigencia dejarlo libre, cosa que finalmente sucedió y entonces “Burru” decidió ponerle fin a su carrera.

Ya retirado, se convirtió en DT siguiendo su línea de humildad, sacrificio y trabajo, lo dirigió al Rojo entre 2006 y 2007 pero no logró obtener títulos. En su trayectoria, comandó técnicamente además a Defensa y Justicia, Los Andes, Arsenal, Estudiantes de La Plata, Banfield, Atlético Rafaela, Sarmiento de Junín, y fuera del país, a Libertad de Paraguay.

Este crack absoluto, tenía tanto talento y tanta entrega por la camiseta que hizo las veces de defensor, jugando de 4 en lugar de Clausen cuando se lesionó, de volante por todo el medio y también de delantero, un jugador de todo el campo, un comodín o polifuncional, tan completo como cada vez hay menos. Tales características tan notables hicieron que vaya a la Selección y no a pasear, jugó con esa camiseta a partir de 1983 hasta 1990 siendo el socio ideal de Dieg Armando Maradona, consiguiendo ser campeón del Mundial 1986 y subcampeón del Mundial 1990, siempre siendo titular indiscutido e inamovible para el DT Bilardo, y además no hay argentino que no recuerde su definición del partido frente a Alemania en el 86. “Burru” trascendió como pocos la camiseta de Independiente por lo hecho para el país. Ídolo indiscutido del Rojo y también nacional, eso es Jorge Luis Burruchaga.

Les dejo el video de un golazo de “Burru” a River por el Metro 83 donde el Rojo salió campeón y él fue goleador del equipo. Otro del golazo a Gremio con pase fantástico del “Bocha”, ese día que fue baile en Brasil y todo el estadio aplaudió al equipo. Tercero un video de “Burru” y su análisis en el año 1996. Y por último, su definición para que Argentina salga campeón del Mundo en México tras pase del Diego:

Escrito por Hernán Gustavo Paglieri – Vicepresidente Peña Roja Daniel Bertoni – San Andrés de Giles

Compartí y seguinos:
Aldana Valdez

Aldana Valdez

Periodista Deportiva | Cronista de Primera y Columnista | Twitter: @ValdezAldi | Instagram: aldi.valdez