1. Todos los jueves desde las 22:00hs.
  2. #DelaCunaRadio

¡Feliz cumple, Kun!



1988 – Nacimiento en Quilmes, Buenos Aires, de Sergio Leonel Agüero, el “Kun”, que vistió la camiseta de Independiente entre 2003 y 2006, en unas 56 oportunidades y habiendo marcando 23 goles (tres a Racing).

Un animal, crack, elite mundial desde el día de su debut hasta hoy mientras escribo esto, esa clase de jugador es Sergio.

15 años, 1 mes y 3 días, esa es la edad exacta con la que el “Kun” debutó en Primera División aunque parezca mentira, siendo record en toda la historia Argentina y uno de los más pequeños en el mundo. Fue un 5 de julio de 2003 cuando saltó a la cancha bajo las indicaciones de Oscar Ruggeri. Todavía todos recuerdan la carita de aquel nenito ansioso por entrar, justo en el partido en el que se despedía el ídolo, Gabriel Milito, quien luego sería su amigo. Aun hoy y juntos, le aportan dinero al club para llevar adelante las obras en beneficio de los juveniles. A partir de allí, fue alternando hasta consolidarse en Primera y romper todos los esquemas durante toda su vida.

La pelota fue la mejor amiga de Agüero durante su infancia. Solo la dejaba para ver los dibujitos “Kum-Kum”, sobre un chico que, según dicen, era parecido a él y de ahí viene su apodo. La rompió toda en cuanto potrero pisó en el conurbano bonaerense para llegar a Independiente a los 9 años de edad y empezar a deslumbrar a todo el que lo vio. Fue campeón de pre-novena y novena, pasó un ratito a octava y ya era tan abismal la diferencia sobre el resto que recibió el llamado de Primera División.

Dueño de un talento único, su juego revivió algo que parecía muerto y que hoy parece ya ni existir, la esencia del potrero, lo cual generaba solo palabras de alabanza hasta de los más veteranos, ex jugadores de cualquier club, porque cuando apareció en Independiente, todo el fútbol argentino habló de él.

Pastoriza fue quien comenzó a darle más confianza y luego Julio Falcioni fue el DT cuando Sergio explotó, entre 2005 y 2006. Le bastó muy poco tiempo para convertirse en el mejor del país y ya ser observado por el mundo, aunque aclaremos que hubo potencias mundiales que ya habían querido llevárselo antes de que debute. Soberbias y magníficas actuaciones del “Kun” con la camiseta roja hicieron que el hincha se rompa en aplausos y que fuera a la cancha solo para verlo, ya que en su estadía en el club no se formó un equipo con potencial para campeonar, más bien las figuras eran jugadores en plena formación como Ustari, Biglia, Armenteros, que ninguno alcanzaba la línea de los 20 años.

Un cuarto puesto fue lo mejor de Independiente en el Apertura 2005, con Agüero haciendo 9 goles y la misma suma para Nicolás Frutos, siendo una dupla realmente interesante, aunque a Nicolás lo venderían rápidamente. 9 goles más hizo Sergio en el primer semestre del 2006, que fue su último torneo.

Semejante crack fue insostenible en el futbol argentino del siglo XXI, y fue por eso que luego de tentativas de los clubes más grandes del mundo, emigró al Atlético de Madrid por la desorbitante suma de 23 millones de euros (casi 29 millones de dólares) convirtiéndolo en el jugador más caro de la historia argentina y el fichaje más caro de la historia de Atlético. 17 años tenía y se marchó a puro record. Luego sería compañero de Ustari quien se convertiría en el arquero más caro de la historia. Así de fugaz y de intenso fue el paso del “Kun” por el Rojo, yéndose entre lágrimas por aquella amarilla injusta en Bahía Blanca que no le permitió despedirse en La Doble Visera, estadio que sería demolido posteriormente para que, con el dinero de su pase, se pusiese en marcha la construcción del nuevo estadio, el Libertadores de América. Bajo el juramento de volver, así se fue el jugador con más talento que tuvo el fútbol argentino en los últimos tiempos.

¿El resto de su carrera? Ídolo absoluto del Atlético Madrid, devolviéndolo a los primeros planos mundiales, con 234 partidos y 101 goles. A posteriori, desde 2011 hasta hoy, en Manchester City, también ídolo indiscutido y amado, llegando a ser el máximo goleador de toda la historia del club y tal vez haciendo otro gol ahora mismo. Vueltas olímpicas en ambos clubes siempre con un trapo rojo sobre él.

Sergio ya superó la barrera de los 300 goles en su carrera y hoy cumple 30 años. Por supuesto que este genio mundial vistió la camiseta de la Selección, primero las juveniles siendo Campeón del Mundo en 2005 y 2007, además de ser Bota de Oro, Balón de Oro, goleador y cuanto premio se les ocurra, mientras que en la mayor jugó la Copa América 2011, 2015 y 2016, además de los Mundiales 2010 y 2014, llegando a ser el tercer goleador histórico con la camiseta nacional.

¿Características del “Kun”? Picardía, potencia, dominio, gambeta, velocidad, remate, técnica, calidad, etc., etc., etc., y todas ellas al nivel de lo extraordinario, mientras que fuera de la cancha, siempre conquistó con su carisma, humildad y simpleza. Aunque parezca mentira, hay hinchas de Independiente que cuestionan a esta estrella mundial, que le siguen haciendo reclamos por su regreso y críticas desnudas de fundamentos. Lo cierto es que, no existe equipo o DT del mundo que no quiera contar con sus servicios, que el “Kun” lleva más de una década sosteniendo su nivel que lo lleva a estar entre los 10 mejores delanteros del mundo, que sus números meten miedo a quien sea, que las palabras de los más sabios del fútbol para con él son de rendición a sus pies, que Agüeros en el mundo sale 1 cada 10 años, o 20 o tal vez más, pero en Independiente (ojalá que no) puede que nunca más se vuelva a ver un talento que se le compare.

Les dejo un video con lo mejor de él en el Rojo. ¡Gracias eternas Kun!
¡¡Te estamos esperando!!



Escrito por Hernán Gustavo Paglieri – Vicepresidente Peña Roja Daniel Bertoni – San Andrés de Giles

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.