Un gran primer paso

 

Independiente ganó la ida de la final de la Copa Sudamericana por 2-1 al Flamengo, mostró gran carácter para dar vuelta el resultado y luego defenderlo en la segunda etapa. Empezó perdiendo con gol de Réver, y Gigliotti y Meza le dieron el triunfo definitivo al conjunto comandado por Ariel Holan.

El marco que hubo en el Libertadores de América fue de fiesta. Y el primer tiempo fue, futbolísticamente hablando, acorde a las circunstancias. Independiente comenzó los primeros minutos con una presión alta e intensa más que nada en el medio. Pero el conjunto brasileño, fuerte cuando ataca en los contragolpes, dio el primer cachetazo: a los 8 minutos el peruano Miguel Trauco pateó un tiro libre desde la izquierda y Réver, uno de los centrales, saltó por encima de todos y puso el 1-0 para la visita.

El golpe del conjunto comandado por Reinaldo Rueda pareció despertar a los once jugadores del “Rojo”. A partir de allí el dominio de la pelota fue completamente del local, y con ello llegaron las situaciones de gol. A los 15 minutos tuvo una clarísima gracias a una gran jugada de Maximiliano Meza por derecha en donde desbordó, tiró el centro, Emmanuel Gigliotti le pifió a la volea, y de atrás Juán Sánchez Miño remató encima de un rival que impidió el empate.

A los 27 minutos llegó la segunda más clara, y fue mediante un buen tiro libre ejecutado por el uruguayo Gastón Silva, rasante, que obligó al arquero César a sacarla al córner junto al palo. En ese momento, el dominio de los dirigidos por Ariel Holan fue avasallante. El conjunto de Río de Janeiro utilizó constantemente la falta como método de freno a los avances de Independiente, que cada vez se metió más en el área rival.

Y a los 29 minutos llegó el desahogo. Gigliotti bajó a pivotear, lo hizo con Meza quien filtró un muy buen pase a Martín Benítez y el misionero volvió a tocar hacia adentro para la llegada de Gigliotti quien definió muy bien junto al palo y puso el 1-1 con el que el partido se fue al entretiempo. Independiente cerró una positiva primera etapa en donde dominó el juego y las ocasiones de gol.

El complemento arrancó de la misma forma con la salvedad de que Silva pasó al lateral y Nicolás Tagliafico a la zaga central. El uruguayo fue quien tuvo participación en los dos primeros avances del conjunto de Avellaneda. En la primera le quedó un rebote tras un centro, para la pierna inhábil y la envió alta. En la segunda un centro rasante de su parte que sufrió un desvió en el medio y no sorprendió al arquero brasileño que estaba bien parado.

El encuentro llegó a los 8 minutos de su segunda etapa. Mismos minutos en los que el Flamengo convirtió el primer gol. Esta vez, fue el “Rojo” el equipo que quebró la paridad en el resultado: Ezequiel Barco se animó por izquierda, amagó a devolver una pared, desbordó hacia afuera, tiró un centro para la volea de Meza quien la agarró excelente y la clavó abajo para el 2-1.

Independiente siguió con la misma intensidad, presionó y jugó por abajo. En el rival el conductor fue Diego en la mayor parte del partido. Cuando tomó la pelota, siempre generó algo diferente en el Flamengo. El otro peligroso fue Lucas Paquetá, zurdo, encarador y con una buena técnica. Cuando el equipo brasileño se lo propuso, era amenazante en ataque. Sobre todo por los costados con jugadores rápidos y buenos centros.

A los 28 minutos entró Vinícius Júnior en lugar de Diego. El joven ingresado, de tan solo 17 años, fue comprado en una cifra millonaria por el Real Madrid. Y se notó su calidad. En la primera que tocó se lo notó muy rápido y ágil y allí apuntó todas sus pelotas la visita. El “Rojo” se tiró algo atrás y le cedió la pelota al Flamengo que comenzó a atacar con más frecuencia y a llegar al arco de Martín Campaña. Por parte de Holan, los elegidos fueron Juán Manuel Martínez y Nicolás Domingo en lugar de Benítez y Meza, respectivamente.

Los últimos diez minutos el partido entró en una etapa de trance. Flamengo buscó atacar pero no lo hizo con claridad, e Independiente no hizo más que defenderse y tirarse atrás. Faltando 3 minutos para que se cumplan los 45, Fernando Amorebieta, quien había ingresado por Alan Franco que se lesionó, cortó límpiamente en la puerta del área un ataque del “Fla” pero el árbitro paraguayo, Mario Díaz de Vivar cobró falta y el tiro libre peligroso lo atajó Campaña.

El “Diablo” ganó el primer partido de la final de la Copa Sudamericana y ahora tiene que ir a Brasil la semana que viene, al gran Maracaná, a buscar salir campeón. El “Rojo” hizo un grandísimo primer tiempo, en el que dominó a su rival, y un segundo tiempo aguerrido donde defendió con sangre y corazón el resultado a favor.

Foto gentileza de Olé.

Compartí y seguinos:
Brian Plotnik

Brian Plotnik

Periodista Deportivo | Redactor Web | Twitter: @BrianPloto | Instagram: brianplotnik

¡Visitá nuestras redes!