Mereció mejor suerte


Independiente igualó en cero en su vuelta al fútbol. Los de Holan tuvieron la pelota y el dominio pero entre el arquero de San Martín y los palos le negaron los tres puntos al dueño de casa. Buen debut de Franco y de Gigliotti. Erviti no pudo ser la manija del equipo y Gastón Togni aportó su velocidad por izquierda. También volvió Albertengo después de un año.

El “Rojo” salió tranquilo a la cancha, con la intención de manejar la pelota y llegar con superioridad numérica de manera ordenada. A los siete minutos, Fabricio Bustos ganó en campo rojo y comenzó una carrera hasta la puerta del área defendido por Luis Ardente para tocar para Gigliotti. Cuando el “Puma” quiso devolvérsela, de taco, lo empujaron, cometiéndole penal pero Trucco no cobró nada y la jugada se disolvió.

Durante gran parte de esa etapa inicial, el conjunto dirigido por Ariel Holan dominó el encuentro y si bien le faltó explosión en los metro finales tuvo algunas chances para abrir el marcador. Primero, un centro desde la derecha que no pudo cabecear con fuerza Gastón Togni, y después el mismo juvenil ganó por su sector y envió un centro bajo que no pudo ser desviado al gol ni por Gigliotti ni por Albertengo.

El local no sufría, presionaba cuando la perdía y recuperaba rápido. Alan Franco se imponía en los duelos personales y Figal también controlaba a Dening, quien encabezaba los ataques. Erviti se desprendía del mediocampo y se suma a los atacantes para generar fútbol.

La gran chance para el Rojo llegó a los 33 minutos. Nicolás Tagliafico envió un centro desde la izquierda y Lucas Albertengo cabeceó cruzado para hacer lucir a Ardente, que se arrojó sobre su palo derecho y le ahogó el grito de gol al “Flaco”.

Después, el partido entró en una meseta. Independiente no pudo aprovechar ese envión para atosigar a los dirigidos por Néstor “Pipo” Gorosito. Así se consumieron los minutos y se fueron al descanso sin haberse sacado diferencia.

Para el complemento, el entrenador mandó a la cancha a los mismos jugadores. Y los de rojo pudieron ponerse en ventaja. Walter Erviti habilitó a Gigliotti y el arquero visitante se arrojó al piso para evitar la definición.

Sin embargo, el entrenador movió el banco. A la cancha Ezequiel Barco, en lugar de Lucas Albertengo y también Martín Benítez por Gastón Togni.

La movilidad del pibe de 17 años lo volvieron un foco de las patadas de los sanjuaninos. Primero Matricardi, que terminó con una amarilla y después Pelaitay, que estaba amonestado le dio de atrás ante la pasividad del árbitro que no lo expulsó como ameritaba.

La más peligrosa del partido llegó a los 19 minutos. Pase de Barco, de taco, para el “Puma” Emmanuel Gigliotti que le dio de derecha sin pararla y reventó el palo izquierdo de un Ardente que ya estaba vencido.

San Martín había resignado ya la posibilidad de atacar. Cedía pelota y terreno al local y se replegaba con sus diez jugadores de campo cerca del arquero. Independiente buscaba lastimar pero no lograba entrar con claridad.

Sobre el final, Independiente fue con todo en busca del partido. En la última del tiempo reglamentario, Gigliotti dejó mano a mano a Rigoni contra Ardente, pero ganó el arquero y después la pelota le quedó al “Puma” que intentó una chilena, en el área chica y no pudo conectar. La pelota no quería entrar. Y en los cinco minutos de tiempo adicionado quedó a las claras. Gigliotti tocó para Benítez y el misionero remató de zurda al palo.

Quedaba una más. Ezequiel Barco fabricó una jugada por derecha que terminó en un corner para el local. El centro fue al segundo palo, a la cabeza de Nicolás Tagliafico que la puso en un ángulo, pero la figura del equipo de Gorosito, Luis Ardente, evitó lo que era la merecida apertura del marcador. Tapada descomunal.

El partido terminó sin goles. La suerte no acompaño al Rojo, El debut de Holan mostró un equipo que intenta jugar, que presiona mucho cuando la pierde y que puede dar resultados si se ajustan algunas cosas. Alan Franco, en su primer partido oficial fue lo más firme de la defensa, Gigliotti estuve movedizo y Erviti no pudo hacerse eje del equipo. La frescura y el atrevimiento de Ezequiel Barco fueron de lo mejor cuando le tocó ingresar. El Rojo mereció mejor suerte.

Compartí y seguinos:
Ruben Iglesias

Ruben Iglesias

Periodista y Productor | Redacción, Producción y Redes Sociales | Twitter: @RubenA_Iglesias

¡Visitá nuestras redes!